Niños maltratados

Para tratar niños que sufren maltrato, los psicólogos recurrimos a las técnicas proyectivas (diferentes tests) las cuales nos ayudan a elaborar el psicodiagnóstico. Generalmente, los chicos no suelen hablar de sus problemas como los adultos, por eso se trabaja a través del juego para detectar lo que está sucediendo.
Ana Berástegui, psicóloga del Instituto Universitario de la Familia de la Universidad Pontificia Comillas, explica que las víctimas de maltrato pasan por diferentes etapas: al principio miedo, luego culpa y, finalmente, ira (cuando son más grandes).

Acá se ven una serie de dibujos que demuestran claros signos de maltrato, es interesante, y a la vez triste, observar las expresiones de los niños:

El primero es realizado por una niña de 7 años abusada sexualmente por su hermano de 12 años. Se ve un autorretrato con mirada de vigilancia, subrayada por el tamaño de los ojos que inclusive omite o tacha algunos detalles corporales (como la boca); además, añade en forma relevante, genitales masculinos a su figura de niña.

maltrato1

El segundo, pertenece a una adolescente de 14 años; pinta a todos los miembros de su familia tocándose entre sí. Ella, a la izquierda del dibujo, siente su cerebro a punto de estallar de tanta presión. El papel aparece muy arrugado ya que en un rapto de angustia intentó romper el dibujo, deshacerse de él. Ella ha sido víctima de abusos sexuales por su padre, por su madre y por sus hermanos mayores, la chica abusaba a su vez de su hermano pequeño. Desde los 12 años presentaba una conducta en extremo promiscua, síntoma evidente del horror a que había estado sometida. Durante mucho tiempo, la menor no pudo hablar de lo sucedido; el relato de los hechos se hizo esperar.

maltrato2

El tercero es un dibujo de un chico de 14 años, maltratado por su madre, quien aparece como una figura enorme y amenazante, con terribles fauces, sobre el niño empequeñecido.

maltrato3

El cuarto, corresponde a un niño de 9 años que participa del maltrato físico y psicológico entre sus padres (con sospecha de que es abusado sexualmente); pinta un sol dominante y agresivo, que todo lo envuelve, en medio de una furia de colores. Una bestia engulle un cerebro, ante la mirada suplicante de un niño.

maltrato4

El último, es de una niña de 10 años que sufrió abusos sexuales por parte de su padre desde los seis meses de edad: violada vaginal y analmente. Tras la separación conyugal, la menor se quedó a vivir con él hasta que se develó el maltrato. Al iniciarse la evaluación psicológica, la niña mostraba trastornos de alimentación, conducta agresiva, pobres relaciones con sus iguales, desconfianza, vergüenza, culpa, pesadillas, rabia y miedos. Representó así a su padre, diciendo “Ésta es la tortura que quiero [para él], o peor”: una especie de crucifixión con elementos muy claros: cadenas, flechas, amputación de los genitales y desangramiento.

maltrato5

 

Con estos detalles alcanza y sobra, no es nuestro deber cuidar de los niños?