Y decir que no sin culpa!

no

Nada como decir que no sin culpa ni cargo de conciencia!

El camino de la autoaceptación y el de la autoestima se inician en la infancia y sirven para querernos, para respetarnos y así respetar a los demás.

Ser congruentes entre lo que pensamos, sentimos y hacemos es el pasaporte al bienestar más allá de las adversidades y las circunstancias. Nos da una existencia auténtica y plena libertad para crear vínculos transparentes y de confianza.

Comunicar asertivamente nos permite afirmarnos en el medio, defiende nuestros derecho y límites.

Te proponemos que tengas en cuenta las siguientes dimensiones para aprender a decir “no” cada vez que lo necesites sin ningún cargo de conciencia.

Decir que no a tiempo te salva del sufrimiento que causa enredarte en situaciones violentas; sorprende a las personas que siempre esperan un sí sumiso de parte tuya; te da a conocer; te da libertad…

Los que te quieren, aceptarán tu no con respeto, sin sentirse traicionados y con el orgullo de aceptarte tal cual sos.

Una existencia auténtica va más allá del miedo generando alegría!

 

Deja un comentario